Páginas vistas en total

domingo, 29 de mayo de 2011

La mente para el juego y mente para la práctica.

La mente para el juego y mente para la práctica.

de Ana María Díaz, el Domingo, 29 de mayo de 2011 a las 18:48
La práctica diaria y consciente siempre obtiene rendimiento, creando el estado ideal de la mente para el juego!!!
Soltarnos para el juego deviene de la mente que practica conscientemente a diario.
Es necesario conocer estos dos tipos de mente para aprender y avanzar.
"Mente para la práctica" y "mente para el juego".
El balance entre ambas es un arte al  que cada practicante necesita abordar.

Conozco muchos"jugadores" que solo salen a jugar. Poco les gusta practicar y tampoco lo hacen a diario. El juego para ellos no es una disciplina, es solo un juego y siempre se enfocan en competir. 
El otro extremo son los que aman la práctica, son disciplinados sin embargo se presionan demasiado en el juego y son menos competiftivos en general.

Ambos extremos distan del equilibrio y del estado ideal de aprendizaje.
La practica diaria y consciente siempre obtiene rendimiento y hay un punto en el que el hacer se torna natural y las sensaciones son consistentes y se establece un nivel de confianza optimo para el juego. Esta maduración requiere un tiempo en los practicantes con disciplina y llegado este punto se necesita franquear el desafío de salir a jugar  y comenzar a soltar el potencial escondido que libera el juego. "La mente que juega aquí y ahora, hoyo por hoyo y tiro por tiro, mas allá de ganar y perder"
La mente que juega siempre avanza!!!!!

viernes, 20 de mayo de 2011

Ganar puede ser un gran aprendizaje

Ganar siempre parece ser ganancia sin embargo si lo usamos para demostrar poder, orgullo y desvalorizar a los otros, o nos estancarnos, se transforma en perdida.
Ganar es un estado de gracia y alegría interior que nos permite reconocer un tránsito acertado  en la vida, la prueba que le sigue es el como usamos el poder que nos da el logro.

Perder puede ser un gran aprendizaje.

Perder o arriesgarnos a la perdida pueden ser un gran aprendizaje.
Arriesgarnos a perder afirma nuestro coraje. PERDER nos permite reflexionar  sobre la forma en que venimos transitando el camino de la vida y el entrenamiento.
Cuando no aceptamos las señales del miedo a perder, necesitamos perder para aprender los factores que estamos descuidando en nuestra vida.
 Por ejemplo: Mejorar un área de entrenamiento, trabajar con metas reales a corto mediano y largo plazo, dejar caer las ilusiones, etc.

El aprendizaje a través del dolor se evita cuando reconocemos rápidamente  el MIEDO y lo transformamos en desafío y en aprendizaje, a través "siempre" de la fuerza de voluntad para cambiar.

El miedo a perder

Tanto en la vida como en el deporte el miedo a perder es un gran condicionante que puede estar sumergido y oculto en nuestro subconciente.
Generando siempre falta de realización, pensamientos negativos, estados mentales desarmónicos, rigidez, tensiones, inseguridad, pérdida de la confianza y apego a la ilusión. Todo un sin numero de conductas infantiles y caprichosas que se manifestarán a la hora de salir al ruedo y a la vida.

¿Todo eso?
Entonces, ¿por que no trabajamos directamente el miedo a perder?.

Primero porque aceptar el miedo nos avergüenza. Simplemente porque nuestra cultura es una cultura del exito, y del poder. Es decir que si no tenemos éxito y no podemos nos sentimos avergonzados.
Sentimos que nos nos van a querer ni a reconocer!!!!!!

Segundo ubicar y reconocer el miedo hasta aceptarlo a veces lleva su tiempo. Estamos envueltos en capas emocionales mas superficiales. Cuando veo a esas personas jóvenes, adolescentes a veces niños enojándose con sus malos tiros y a veces abandonando el campo de juego.  Puedo reconocer aquí fácilmente la mascara de los miedos.
Es mas desagradable aún ver a los mas grandes. Enojarse, tratar de justificar un mal tiro con factores externos o maltratarse emocionalmente con insultos a su propia persona. Todas mascaras de los miedos.
Ellos fueron muy bien entrenados para no llorar, para no decir lo que sienten en forma sincera y espontanea.
Por eso enmascaran sus miedos.
En realidad ganar o perder son los extremos de la misma moneda y ambos tienen un aprendizaje cuando aparecen. Si rescatamos el aprendizaje ambos nos benefician.

Si solo disfrutamos los logros y nos apenamos por las perdidas no crecemos y el golf y la vida se tratan de aprendizajes y; el golf para los que somos verdaderos practicantes es una maravillosa metáfora para crecer y un maravilloso juego para vivir.

Aceptemos el miedo a perder y transformemoslo en un verdadero desafío en medio de una respiración profunda. De este modo las mascaras de los miedos comenzaran a caer una tras una y comenzaremos a jugar la vida!!!!!!!

Generalmente el miedo aparece con una sensación desagradable en la boca del estómago, y toma gradualmente todo nuestro sistema digestivo e intestinal.
Si lo enmascaramos, si no respiramos, no lo aceptamos y no generamos la voluntad para desafiar el aprendizaje, comenzará la cadena  de situaciones que aumentan el factor miedo.

Rigidez
perdida del control y sensaciones.
bloqueo de la respiración
vergüenza
humillación y frustración
abandono.

Si nos sobreponemos desafiando el miedo a través de LLAVES como una buena postura, enraizamiento,  respiración y una afirmación de poder en algunos casos,  se producirá un cambio genuino.Entrando en la cadena de gracia:

Relajación
Manejo de la situación
Amplitud de la respiración
sensaciones
Fuerza y concentración.

DESAPEGARNOS DE LOS MIEDOS ES DEJAR DE POSTERGAR, DEJAR DE JUSTIFICARNOS E INICIARNOS EN UNA VERDADERA PRACTICA Y ENTRENAMIENTO.