Páginas vistas en total

domingo, 19 de abril de 2015

El Factor APEGO





    Trabajando con un profesor y su alumno, el cual se encuentra en consulta por aspectos de su juego, y comenzando ambos a aplicar la Ley del desdoblamiento del Tiempo y la lógica global Convergente en el juego. Me cuentan....



     El profesor  estaba muy contento con la predisposición de los encuentros, y que  estaban trabajando un aspecto del Putt, viendo en su mecánica de cómo girar el torso para permitir un movimiento más natural, evitando  la compensación de las manos.  Al otro día después de la clase, salieron a jugar  unos hoyos y ambos pudieron ver  la diferencia del rodado de la bola, y el toque para controlar la distancia en los putts medianos y largos.  El tercer día después de la clase y la buena experiencia de los hoyos jugados, el jugador me dice  que no lo había podido aplicar.

La primer y mas importante de las  interferencia es la EXPECTATIVA de RESULTADO relacionada en este caso con la Percepción de la ultima clase (Pasado). Sin darnos cuenta estamos cristalizando la percepción y referenciándonos al pasado. Cuando hablamos de soltar el pasado nos referimos a las experiencia buenas y a las experiencias malas.  Soltar...
La PERCEPCIÓN  es absolutamente dinámica y después de una clase o cualquier experiencia es fundamental soltar y no hacer un intento de cristalizar experiencias.
El tratar de controlar y estabilizar la percepción es una trampa.

La cristalización es un factor de APEGO y FRUSTRACIÓN.

Al  SOLTAR, es decir tengo una experiencia y solo la dejo ahí, suelta, sin intentar aferrarme, ni repetirla, ni manipularla.  Al soltarla, ya fue Derivada e informada al jugador de Mayor velocidad, el SER. Y es este el que sincroniza y re-ordena la percepción.

Tanto experiencia buenas, regulares o malas, las informo  al inconsciente y PUNTO O.
Aquí y Ahora.
No olvidemos, a la hora de jugar el inconsciente es el jefe



Ana M.Díaz




1 comentario:

  1. Así que después de una buena clase, reconocer la nueva percepción, integrarla y a continuar abriendo potenciales, sin apegarse, sin expectativas de aferrarse a ello. Porque de ese modo escalaremos hacia la perfección.

    ResponderEliminar