Páginas vistas en total

sábado, 26 de febrero de 2011

La concentración "Un estado mente cuerpo aquí y ahora"

"Con Centro" a esto nos referimos cuando hablamos de concentración. Por eso el centro tiene una realidad práctica en el cuerpo, en la postura y en la forma de estar y ser en el mundo. Al ser una unidad MENTE CUERPO  tenemos la posibilidad de proyectar esa unidad en nuestra vida.
En general la concentración es errática o perdemos el estado  a través de diferentes tipos de distractores cuando no tenemos un punto de apoyo para la mente.

El punto de apoyo para la mente es el cuerpo, y su flujo, la respiración.

No por casualidad los psicólogos del deporte han elegido la respiración como técnica básica para tratar con las emociones negativas y otros estados adversos tanto internos como externos. Y da resultado 

En realidad vamos por la vida de  cualquier manera, y frente al swing tratamos de hacer todo bien con el palo y con el cuerpo, incluso cuando aún no hay un verdadero contacto con la herramienta, el palo de golf.

Otra realidad es que vivimos en una cultura que atiende al cuerpo como máquina, cuando el cuerpo, es manifestación del alma del individuo, expresión de su personalidad e  individualidad (este es el aquí y ahora de la unidad). La diferencia es abismal ya que la maquina "no siente" y el cuerpo SIENTE.  Podemos tapar lo que sentimos, negarlo o reprimirlo pero esto quedará registrado en el cuerpo en un programa que se llama TENSIONES. En el área de la psicología clásica se habla del inconsciente. Aunque el inconsciente es mucho mas que eso porque también guarda el potencial de logro y realización del individuo.

Desde mi disciplina la mejor forma de abordaje de las tensiones superficiales y profundas es el cuerpo, su postura y su respiración. Y desbloquear el cuerpo sus tensiones y su respiración implica un proceso y el desarrollo del potencial. Esta es la raíz verdadera del perfeccionamiento de la mente. hacia una concentración genuina. Sólida y confiable, y con ella un aumento y concentración del sentir.  Algo que interesa mucho al golfista un aumento gradual y consistente del sentido de toque, la coordinación general y la  capacidad infinita de aprender.

Por supuesto esta proyección va en relación a cada individuo y para su logro a veces el camino es arduo ya que significa atravesar barreras mentales de creencia y pensamientos negativos. Y no muchas personas están dispuestas a estos desafíos. Estar aquí y ahora implica ser genuinos, transparentes y naturales.
Las personas mas simples suelen conservar mas intacta esa unidad. O por lo menos durante un tiempo un poco mas largo.  Allí esta aún la potencia de nuestros jugadores locales. Con rutinas de juego naturales. Las rutinas  conllevan el arte de concentrar naturalmente la energía, esa es parte de su función.

Las rutinas en un ambito de reeducación postural son el vehículo estable para la concentración MENTE CUERPO.

Ana María Díaz


jueves, 24 de febrero de 2011

El delicado mecanismo Emoción Cerebro y Cuerpo

"Sin escusas para el entrenamiento mental"



Un mecanismo totalmente reconocido por la ciencia y la medicina, sin embargo todavía muchos golfistas se resisten a trabajar con amplitud su ámbito mental y emocional. Creo que todavía no se entiende este delicado mecanismo integrado entre Emociones, Cerebro, y Cuerpo (músculos, órganos y sistemas).
EMOCIONES, CEREBRO Y SWING.

La coordinación neuro muscular puede verse interrumpida por cualquier tipo de pensamiento que trabaja desde el inconsciente, porque todo pensamiento o interferencia entre ver y hacer genera una carga de intensidad eléctrica que modifica el tono muscular. Esto hace que un "tiro perfecto" sea interferido por alguna tensión emocional resultando en un tiro fallido.

Por eso nuestro juego es un claro reflejo de nuestra vida.

Y el mejor maestro para mostrarnos esto hoy es TIGER  WOODS. Y creo que él, por supuesto no se ha dado cuenta de lo que está enseñando.

Toda emoción sin procesar deja un rastro en el cuerpo, en la postura, en nuestro hacer, y estos rastros no harán mas que generar interferencias para el tiro perfecto. Por mas que seamos poseedores de una excelente mecánica de swing si no nos ocupamos del motor no hay posibilidades de expandir nuestro potencial de desarrollo. Este en algún punto de nuestra carrera se verá limitado.

Entonces me pregunto, arreglamos el chasis o arreglamos el motor. La respuesta es ambos. Pero aún la media sigue insistiendo en el chasis. Porque no confía o no ha entendido la necesidad y la forma del trabajo con la afinación del alma, el motor del swing.

El manejo de las emociones, las creencias, los mandatos y los pensamientos.
Si,  en una cultura tan materialista no ha sido sencillo llegar a la comprensión de lo sutil, lo que no se ve, pero se manifiesta a través del SENTIR, de las EMOCIONES, y los PENSAMIENTOS.

Los terapeutas corporales hemos aprendido a través de los años y nuestro propio proceso a leer la energía sutil de pensamiento y emociones en el cuerpo, en la postura, y el gesto, también por supuesto en el gesto deportivo. Y es a través del mismo cuerpo y postura  que podemos colaborar para desenredar ese tejido entre el cuerpo y la emoción, recuperando la salud y la flexibilidad de toda la unidad. CUERPO MENTE.

Ana María Díaz